• Increase
  • Decrease
  • Normal

Current Size: 100%

El municipio de Tuxtla Gutiérrez, en el Estado de Chiapas, México, compartió la primera experiencia de la región en la implementación de la Fase II del Modelo de Identificación del Riesgo de Trabajo Infantil (MIRTI) y promovió el valor de la articulación interinstitucional.

Estados y municipios de la República de México comprometidos con la mejora de las respuestas al trabajo infantil en sus territorios

La Secretaría de Trabajo del Estado de Chiapas con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo y de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de Trabajo infantil, realizaron el taller “Poner fin al trabajo infantil: innovando en la respuesta local para alcanzar la meta 8.7”.

Este evento tuvo por objetivo fortalecer las capacidades locales para acelerar la reducción del trabajo infantil en México con políticas públicas que refuercen los sistemas de protección social y de educación.

Cifras de trabajo infantil en México en 2017

  • En México 2,1 millones (7.5 %) de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan.
  • En el Estado de Chiapas, alrededor de 101,367 (6.6 %) niños, niñas y adolescentes trabajan.

El taller se dio en el marco de la implementación del MIRTI en América Latina y el Caribe, en la cual México destaca como el primer país de la región en implementar la Fase I y II del Modelo. En la Fase I, México identificó los territorios con mayores probabilidades de trabajo infantil en sus 32 Estados y se determinó el nivel de riesgo por municipio.

Tras la presentación de los resultados y bajo el proyecto “Promoción de una Recuperación Inclusiva y Sostenible de la Economía Local Post-Sismo en el estado de Chiapas, México”, el Estado de Chiapas,  al que se sumaron el municipio de Tuxtla Gutiérrez, organizaciones de empleadores y de trabajadores, decidió continuar con la Fase II del Modelo.

Tuxtla Gutiérrez es el primer municipio en América Latina y el Caribe en implementar el Modelo de Identificación del Riesgo de Trabajo Infantil.

Esta fase consiste en la identificación, diseño o ajuste de intervenciones multisectoriales a nivel local para fortalecer los servicios preventivos y de protección contra el trabajo infantil y, así, reducir el riesgo de exposición de niños, niñas y adolescentes.

El evento contó con la participación de representantes federales de los Estados de México, Jalisco y Oaxaca, actores clave del Gobierno del Estado de Chiapas y representantes de seis municipios chiapanecos: Ocosingo, Rayón, Comitán, Berriozábal, Villa Comaltitlán y Tapachula. Asimismo, participaron representantes del municipio de Vila Victoria, ubicado en el Estado de México, territorio donde se está iniciando la implementación de la Fase II del MIRTI.

En la inauguración, Alejandro Encinas Nájera, Titular de la Unidad de Política Laboral y Relaciones Institucionales de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), señaló que con la sumatoria de esfuerzos locales se lograrán cambios globales, y destacó el proceso de diálogo y articulación que se vive en Chiapas como ejemplo del cumplimiento de compromisos globales desde el nivel local.

Por su parte, Carlos Orsoe Morales Vázquez, Presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez, sostuvo que los municipios deben contribuir a las políticas del Estado en materia de prevención y erradicación del trabajo infantil y que, en ese sentido, el taller era importante para fortalecer la cohesión de muchos actores con competencia en el tema.

Durante el taller, se realizaron exposiciones que abordaron temas como: i) la relación entre el riesgo al trabajo infantil y las situaciones de emergencias y desastres naturales, ii) el rol de los municipios, los estados y la STPS federal para acelerar e intensificar las acciones de prevención y erradicación del trabajo infantil a través del fortalecimiento de la coordinación institucional, y iii) mecanismos de intercambio entre municipios chiapanecos que impulsan estrategias locales sobre prevención y erradicación del trabajo infantil.

También se realizaron grupos de trabajo para consensuar la relevancia de generar y gestionar información sistematizada y de calidad para implementar, monitorear y evaluar políticas públicas locales y, por otro lado, identificar elementos clave para desarrollar una política municipal de prevención y erradicación del trabajo infantil.

Como parte de los resultados del taller, se logró identificar mecanismos para crear alianzas y redes de apoyo entre los municipios asistentes para promover el escalamiento de la Fase II del MIRTI en este y otros Estados. Además, se fortaleció la coordinación entre las autoridades estatales de Chiapas para acelerar la erradicación del trabajo infantil.

Revive las exposiciones del taller aquí:

Sesión "El Modelo de Identificación del Riesgo de Trabajo Infantil: aplicación en México"

Sesión “La prevención del trabajo infantil en situaciones de crisis y fragilidad”

Galería de fotos aquí.

Añadir nuevo comentario