Add new comment

Innovadora guía de inclusión productiva y empoderamiento económico para la prevención y erradicación del trabajo infantil

Reciente publicación de OIT explica cómo a través de un enfoque sistémico de mercado se puede contribuir al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); en particular, del ODS 8 dirigido a fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.

Desarrollada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)*, esta guía tiene tres objetivos: (i) brindar insumos técnicos a ejecutores de programas y políticas de erradicación del trabajo infantil para diseñar proyectos o programas que permitan mejorar los ingresos de las familias con niños, niñas y adolescentes en dicha situación a través de su inclusión productiva; (ii) mejorar la eficiencia y desempeño económico de las cadenas de valor en las que haya presencia de trabajo infantil; y (iii) proponer instrumentos adicionales para que las familias con niños, niñas y adolescentes en situación de trabajo generen ingresos.

El origen del trabajo infantil no solo está en la pobreza, sino también en otros factores –sociales, culturales, institucionales y políticos– que influyen de manera individual o interrelacionada. Según sus causas, existen distintos enfoques para hacer frente a esta realidad. Algunos programas se enfocan en la regulación del mercado laboral y del trabajo infantil como tal; otros hacen énfasis en la comunicación y sensibilización tanto de padres y madres como de distintos actores locales. Asimismo, un grupo de programas se centra en establecer estrategias y herramientas para la inclusión productiva y el empoderamiento económico. Esta guía se enmarca precisamente en este último grupo de programas; es decir, en los dirigidos a mejorar la productividad e inclusión económica de las familias con hijos en situación de trabajo, así como a identificar deficiencias en las cadenas de valor en las que existe trabajo infantil. Todo ello bajo un enfoque sistémico de mercado.

¿Por qué abordar el trabajo infantil bajo un enfoque sistémico de mercado?

El uso de un enfoque sistémico de desarrollo de cadenas de valor permite analizar de manera amplia los mercados: su estado actual, las instituciones, normas, actores y funcionamiento e identifica posibilidades de desarrollo y expansión de mercados en los sectores en los cuales se encuentran familias con trabajo infantil. Este enfoque permite identificar las causas de las disfuncionalidades del mercado y, a partir de ahí, determinar espacios de acción para generar cambios e impacto. De este modo, una vez identificadas las causas del trabajo infantil en cadenas de valor, se concreta en acciones que generen opciones claras para la inclusión productiva de las familias con niños trabajadores. Al crear empleo y generar ingresos, se disminuye la dependencia económica del trabajo infantil. El enfoque sistémico de cadenas de valor se complementa con el abordaje metodológico de medios de vida sostenibles y de desarrollo económico local. De esta manera, se analiza el entorno sin perder de vista al individuo, su contexto, necesidades, características sociales y económicas.

Estructura de la guía: siete etapas que responden a la prevención y erradicación del trabajo infantil

La guía plantea siete capítulos denominados “etapas”. Las tres primeras tienen como objetivo realizar un diagnóstico de la oferta y la demanda en el mercado laboral. La cuarta etapa ofrece lineamientos generales de sensibilización y dirige al lector a material de interés para establecer una estrategia de sensibilización en distintos niveles y para distintas audiencias. La quinta etapa profundiza en el análisis de las cadenas de valor dentro de los sectores previamente seleccionados. Este análisis identifica brechas y cuellos de botella que dificultan el pleno desarrollo y posible expansión de estas cadenas de valor y el potencial de crear empleo para el grupo meta. Seguidamente se plantean las etapas que ofrecen instrumentos para el diseño y ejecución de las estrategias adecuadas. La sexta etapa busca dar respuesta a esas brechas y cuellos de botella identificando acciones y la oferta de programas/metodologías para desarrollar las cadenas de valor sin trabajo infantil. La séptima etapa es una alternativa que complementa una estrategia de inclusión productiva y empoderamiento económico articulando programas que promuevan la inserción laboral y productiva de las familias no incluidas en la etapa anterior. Esta etapa propone alternativas para promover el acceso al mercado laboral de manera dependiente o a través del autoempleo. Por último, la guía propone pasos sencillos para ejecutar una estrategia de seguimiento y monitoreo.

Una guía con miras a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible

La OIT pone a disposición esta guía como una contribución para el diseño de políticas públicas, programas y proyectos para la eliminación del trabajo infantil que los países deberán implementar y/o reforzar con miras al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tales como el ODS 8 dirigido a fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos; la erradicación de la pobreza en todas sus formas (ODS 1); la reducción de inequidades (ODS 11), el consumo y producción responsables (ODS 12) y el establecimiento de alianzas para el desarrollo sostenible (ODS 17).

Para descargar el documento, haz clic sobre el enlace: Guía de inclusión productiva y empoderamiento económico para la prevención y erradicación del trabajo infantil.

 

*Esta guía ha sido elaborada en el marco del proyecto “Erradicación del trabajo infantil en El Salvador a través del empoderamiento económico y la inclusión social”, el cual está siendo implementado por el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil de la Organización Internacional del Trabajo y financiado por el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos de América. Dicho proyecto tiene como finalidad fortalecer los esfuerzos nacionales para eliminar el trabajo infantil, en particular las peores formas, integrando de manera más estrecha esta realidad con las políticas y programas de lucha contra la pobreza, creación de empleo, educación y otras redes de protección social. Además, el proyecto incluye un enfoque sobre medios de vida para personas adultas excluidas social y económicamente y que tienen trabajo infantil en sus hogares, como parte de una estrategia para apoyar a la niñez en condiciones de vulnerabilidad involucrada en el trabajo infantil y permitir su retiro efectivo de forma sostenida.