Add new comment

Analizan acciones para atención de niñez y adolescencia migrante trabajadora en el Triángulo Norte y Nicaragua

(San José, Costa Rica).- Actores de los países del Triángulo Norte y Nicaragua identificaron acciones estratégicas para atender los principales desafíos relacionados con la migración y el trabajo infantil. Los representantes de instituciones de gobierno, sector empleador y sector trabajador se dieron cita, en San José, Costa Rica, del 24 al 26 de febrero.

En la reunión se validaron herramientas que fortalecerán las capacidades de los actores en la atención de la niñez y adolescencia migrante trabajadora en la región, se identificaron las principales acciones estratégicas prioritarias para abordar el tema por -sector, país y a nivel subregional- y se desarrollaron los principales lineamientos para el diseño de un programa de seguimiento sobre este tema.

El encuentro se constituyó en ámbito de análisis entre los funcionarios de los Ministerios de Trabajo, organizaciones de empleadores y organizaciones de trabajadores sobre el vínculo entre trabajo infantil y migración desde la perspectiva de los principales avances y retos que la colocación de este tema tiene en la agenda de los países y sectores.

Una de las razones que impulsó esta reunión fue la necesidad de reflexionar sobre la migración y su vínculo con la explotación y el trabajo infantil, perspectiva que es un tema pendiente en los debates sobre migración y protección de los derechos de la niñez y que se traduce en la existencia de políticas fragmentadas que no logran proteger ni garantizar oportunidades de desarrollo a los niños, niñas y adolescentes. En el taller, se contó también con la presencia de invitados de organismos internacionales como la Organización Internacional de las Migraciones, OIM, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, ACNUR, y la Organización Internacional del Trabajo, OIT*.

El encuentro fue inaugurado por la Directora de la Oficina de la OIT para América Central, Haití, Panamá y República Dominicana, Carmen Moreno González, quien destacó la trascendencia de la actividad y manifestó el compromiso de su organización con los actores sociales que en la región trabajan en la formulación de políticas que maximicen las ventajas de la migración laboral y contribuyan a evitar que en este entorno las personas sufran maltrato y explotación, con especial atención en los grupos más vulnerables, como son los niños, niñas y personas adolescente. 

A nivel global, un estimado de 232 millones de personas son migrantes internacionales y al menos 740 millones son migrantes internos en sus propios países.

América Central no está excluida de este fenómeno y dado su contexto geopolítico, es una región con corrientes migratorias de larga data, caracterizadas por una creciente participación de niñas, niños y adolescentes que viajan tanto solos como con sus familias, principalmente hacia los Estados Unidos, pero también entre los países de la subregión, e internamente dentro de sus propios países. 

 

*Para contribuir a la información y el fortalecimiento de capacidades sobre cómo atender el vínculo entre trabajo infantil y migración, la OIT a través del Programa IPEC, ha puesto en marcha el proyecto “Prevención y erradicación del trabajo infantil y sus peores formas en la población infantil migrante en los países del Triángulo Norte y Nicaragua”.

El proyecto se enmarca además en la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil, integrada por 26 países, que han identificado el vínculo entre migración y trabajo infantil como uno de los retos de atención prioritaria y factor de aceleración para lograr las metas de erradicación del trabajo infantil y sus peores formas para el año 2025. El proyecto también forma parte de la contribución de la OIT a las acciones del grupo ad hoc de la CRM, específicamente en lo referido a niñez migrante trabajadora, en coordinación con el grupo interagencial de Naciones Unidas que lo apoya (OIM, UNICEF y ACNUR).