• Increase
  • Decrease
  • Normal

Current Size: 100%

Gobierno presentó oficialmente Hoja de Ruta 2016-2020 trazada tripartitamente.

Guatemala se plantea ruta para convertirse en país libre de trabajo infantil

Autoridades de gobierno presentaron, el pasado 26 de enero, la Hoja de Ruta 2016-2020 para hacer de Guatemala un país libre de trabajo infantil y sus peores formas.

La Programación que constituye esta hoja fue desarrollada con el apoyo de la OIT y es producto de un proceso de evaluación de estrategias nacionales anteriores y talleres participativos de construcción del proceso, en los cuales participaron los integrantes del Comité Nacional Tripartito para la Erradicación del trabajo infantil, CONAPETI, y los Comités Departamentales, así como organizaciones de la sociedad civil.

Guatemala es uno de los países de esta región que presenta la mayor tasa de trabajo infantil. Si bien este país está mostrando avances para atender esta problemática, las vulnerabilidades que afectan a los niños, niñas y adolescentes los colocan en riesgo o en situación de trabajo infantil.

En particular, el problema afecta a los niños y niñas que provienen de comunidades indígenas, los niños y niñas que crecen en contextos rurales o agrícolas, que no estudian, o cuyas opciones de educación son escasas o de baja calidad. De ahí que la formulación de la Programación de la Hoja de Ruta 2016-2020 presentada, toma en cuenta las necesidades específicas de estas poblaciones que están en mayor situación de vulnerabilidad.

La Programación 2016-2020 de la Hoja de Ruta para hacer de Guatemala un país libre de trabajo infantil y sus peores formas, fue presentada oficialmente por el Presidente Jimmy Morales, en un acto que tuvo lugar en el Palacio Nacional el 26 de enero de 2017. Al acto asistieron funcionarios de los diferentes poderes del Estado, representantes de los sectores empleador y trabajador, entre otros invitados.

La Hoja de Ruta presentada se compone de 6 dimensiones denominadas: 1) Lucha contra la pobreza, 2) Política de salud, 3) Política educativa, 4) Marco normativo y de protección integral, 5) Sensibilización y participación ciudadana y 6) Generación de conocimiento y seguimiento. 

                                                                         

Hacia la meta 8.7

Se espera que la implementación efectiva de esta Hoja de Ruta, con la asignación de fondos adecuada, contribuya no solo a la aceleración de la reducción del trabajo infantil en Guatemala, sino también a reducir el indicador de la región en su totalidad; un objetivo al cual Guatemala se ha comprometido en su calidad de país fundador y miembro activo de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil*. Este compromiso se refuerza con el espíritu de la meta 8.7 de la Agenda 2030, que plantea la erradicación del trabajo infantil en 2025.

Lo anterior, teniendo presente que el trabajo infantil y sus peores formas es una violación a los derechos humanos de todo niño, niña y adolescente, una problemática que evidencia cómo la pobreza, la exclusión y la desigualdad impiden el desarrollo humano, el bienestar económico y social.

Agricultura, vasto campo de trabajo infantil

De acuerdo con los datos generales reportados para Guatemala en la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de 2014, existen 790,243 niños ocupados, de los cuales 450,439 se dedican a la agricultura o actividades relacionadas. La industria manufacturera es la segunda rama de actividad. La situación se ubica principalmente en el área rural en las regiones suroccidente y noroccidente, las cuales concentran población indígena dedicada a la agricultura.

 

* La Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil es un instrumento de cooperación conformado por 27 países de la región, con activa participación de las organizaciones de empleadores y trabajadores, que surge con la finalidad de acelerar el avance de América Latina y el Caribe en la eliminación del trabajo infantil, complementando las agendas nacionales. La Iniciativa Regional representa el compromiso de los países y una apuesta al esfuerzo conjunto y al apoyo mutuo, como factores decisivos para hacer de la erradicación del trabajo infantil un objetivo alcanzable. Para mayor información, ingrese aquí.