• Increase
  • Decrease
  • Normal

Current Size: 100%

El país presentó los resultados del módulo de trabajo infantil de la ENAHO 2016.

Costa Rica avanza hacia el logro de la meta 8.7 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible

La más reciente Encuesta Nacional de Hogares de Costa Rica evidencia que en este país existe una disminución del trabajo infantil en comparación con la medición aplicada en el 2011. La reducción equivale a 12 mil personas menores de edad menos en el mercado laboral. Esto convierte a Costa Rica en uno de los países mejor situados para cumplir con la meta 8.7 sobre trabajo infantil de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En Costa Rica hay aproximadamente treinta mil personas menores de edad trabajadoras, por lo tanto, existe una disminución de 1,2 puntos porcentuales, pues se pasó de 4.3% en 2011 a 3.1% en 2016. La disminución ha sido más marcada en el grupo de 5 a 14 años, que según la ENAHO 2016 tiene una tasa de ocupación de solo 1.1%. Además, la encuesta estima que el mayor porcentaje de menores de edad ocupados lo tienen los hombres (76%).

Según la encuesta, 30,369 de personas entre 5 y 17 años están ocupadas. Las actividades principales en las que trabaja esta población son las agropecuarias (33,2%), seguidas de las comerciales (26,7%). Asimismo, destacan que el mayor porcentaje de niños y adolescentes hombres trabaja en ocupaciones que no requieren calificación; por otro lado, el mayor porcentaje de niñas y adolescentes mujeres lo hace en servicios y ventas comerciales y mercados.

De acuerdo con el Gobierno, este logro se debe a las acciones implementadas en el marco del Plan Estratégico Nacional "Hoja de Ruta para hacer de Costa Rica un país libre de trabajo infantil y sus peores formas 2015 - 2020”, el cual fue actualizado en 2015 para definir estrategias y coordinaciones interagenciales para dicho periodo. De esta manera, la ruta de trabajo fue desarrollada en articulación con otros Ministerios, como de Educación, Agricultura, Seguridad Pública y Cultura y Juventud; entre otras instituciones, municipalidades, empleadores, sindicatos y organismos no gubernamentales. Además, en este marco se destacó la importancia de las acciones enfocadas en la reducción del trabajo infantil agrícola en zonas rurales.

A partir de estos resultados, el país se plantea como reto a 2020 que 20,896 personas menores de edad cesen su actividad laboral para así alcanzar la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de poner fin al trabajo infantil de aquí a 2025.

Actualmente el país, con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo, está finalizando el informe completo de análisis y resultados del módulo sobre trabajo infantil. Este informe será publicado en mayo de 2017.

El compromiso de Costa Rica para la lucha contra el trabajo infantil

Costa Rica fue uno de los países impulsores en el 2013 de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil (IR), la cual está conformada por 27 países de la región, organizaciones de empleadores y trabajadores, y es considerada una plataforma de articulación regional referente en materia de prevención y erradicación del trabajo infantil.

También, bajo iniciativas de cooperación Sur-Sur, Costa Rica se organiza para el intercambio de experiencias y buenas prácticas enfocadas en la lucha contra el trabajo infantil con otros países de la región como Panamá, Chile y El Salvador.

Además, en octubre del año pasado se anunció oficialmente el aumento a 375 millones de colones el presupuesto para actuar contra el trabajo infantil en Costa Rica, a través de un convenio entre el MTSS y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS); el cual consiste en una transferencia monetaria condicionada a familias que se encuentren en condiciones de pobreza y tengan a una persona menor de edad trabajando, a fin de que estas se reinserten y mantengan en el sistema educativo y aquellas que realizan trabajo prohibido o peligroso cesen su trabajo.

Asimismo, según el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, en 2015 el país evidenció un avance significativo en los esfuerzos por eliminar las peores formas del trabajo infantil, destacando junto a otros ocho países de la región.