En septiembre de 2015, los países adoptaron el documento “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” como nueva expresión del compromiso global de enfrentar los desafíos pendientes que dejaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). En el corazón de esta agenda se encuentran 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas asociadas, un conjunto de compromisos asumidos por los Gobiernos, orientado a lograr en los próximos años la erradicación de la pobreza extrema, la reducción de las desigualdades y la protección del medio ambiente, impulsando un modelo de desarrollo basado en la equidad y el crecimiento económico sostenido por la generación de trabajo decente.

La dimensión del trabajo decente, expresada en el ODS 8, incluye la meta 8.7, la cual llama a poner fin al trabajo infantil en todas sus formas a más tardar en 2025. 

Poner fin al trabajo infantil en 2025 implica a su vez avanzar en por lo menos 35 metas incluidas en los siguientes ODS:

  • ODS 1: Fin de la pobreza
  • ODS 2: Hambre cero
  • ODS 3: Salud y bienestar
  • ODS 4: Educación de calidad
  • ODS 5: Igualdad de género
  • ODS 10: Reducción de las desigualdades
  • ODS 13: Acción por el clima
  • ODS 16: Paz, justicia e instituciones sólidas

Para conocer la interrelación directa entre la meta de erradicación del trabajo infantil y cada uno de los objetivos antes mencionados, le invitamos a visitar la aplicación Meta 8.7: http://target8-7.iniciativa2025alc.org/

 

 

  • Se dificultará el éxito del trabajo juvenil
  • No se logrará la protección total de los derechos laborales
  • No se alcanzará el pleno empleo productivo
  • No se conseguirá el trabajo decente

La eliminación del trabajo infantil es una tarea impostergable y una meta posible de conseguir. La mayoría de nuestros países necesita destinar un 0.3% de su PBI en los próximos 10 años para ponerle fin en 20251. Sin embargo, esto requiere  voluntad y políticas efectivas.

 

1“Ellos crecen, tú también. La erradicación del trabajo infantil, una inversión con grandes beneficios”. Organización internacional del Trabajo, 2015.