Un llamado mundial para fortalecer la cooperación frente al trabajo infantil

25 de mayo de 2022

Documento final de la 5ta Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil reconoce a la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil como un modelo clave en la ruta hacia 2025.

A sólo tres años de alcanzar la Meta 8.7 de los ODS, que llama a poner fin al trabajo infantil en todas sus formas, el mundo ha acordado el Llamado a la Acción de Durban, un documento que incluye compromisos concretos para poner fin al trabajo infantil de manera definitiva. Este acuerdo es resultado de la 5ª Conferencia Mundial sobre la Erradicación del Trabajo Infantil, realizada en Durban, Sudáfrica, del 15 al 20 de mayo de 2022.

Dentro de las medidas inmediatas y eficaces que el Llamado de Durban plantea, se incluye el apoyo a acciones y espacios de cooperación y al papel de liderazgo de la OIT, en particular, por medio de iniciativa regionales como la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil, un modelo que otras regiones podrían adaptar a sus circunstancias.

“En la región, hemos progresado en la erradicación del trabajo infantil de manera sostenida durante los últimos 15 años a pesar de la tendencia mundial. Esto se debe a una buena combinación de políticas públicas para luchar contra el trabajo infantil”, enfatizó Philippe Vanhuynegem, Jefe del Servicio de Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo, OIT, durante la sesión temática impulsada desde América Latina y el Caribe: “Innovación y alianza: la fórmula de una región que se acerca a poner fin al trabajo infantil”. En este espacio de intercambio, los países de América Latina y el Caribe dieron a conocer los principales componentes de la fórmula que ha permitido sostener los avances frente a esta realidad: un acuerdo político compartido, una inversión regional con impacto local y una red de alianzas para la reducción sostenida del trabajo infantil.

El Llamado a la Acción de Durban  incluye compromisos en seis áreas diferentes:

  1. Hacer que el trabajo decente sea una realidad para adultos y jóvenes por encima de la edad mínima para trabajar, acelerando los esfuerzos de las múltiples partes interesadas para eliminar el trabajo infantil, dando prioridad a las peores formas de trabajo infantil.
  2. Acabar con el trabajo infantil en la agricultura.
  3. Reforzar la prevención y la eliminación del trabajo infantil, incluidas sus peores formas, el trabajo forzoso, la esclavitud moderna y la trata de personas, así como la protección de los supervivientes mediante respuestas políticas y programáticas basadas en datos e informadas por los supervivientes.
  4. Hacer realidad el derecho de niños, niñas y adolescentes a la educación y garantizar el acceso universal a una educación y una formación gratuitas, obligatorias, de calidad, equitativas e inclusivas.
  5. Lograr el acceso universal a la protección social.
  6. Aumentar la financiación y la cooperación internacional para la eliminación del trabajo infantil y el trabajo forzoso.

Más de 1.000 delegados de gobiernos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, agencias de la ONU, sociedad civil y organizaciones regionales asistieron a la conferencia en Durban. A ellos se unieron otros 7.000 participantes en línea.

“Nos sobran los motivos para poner fin al trabajo infantil: 8.2 millones de niños, niñas y adolescentes en América Latina y el Caribe y 160 millones en total a nivel global”, acentuó Pilar Rodríguez, Asesora Técnica Principal de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil, durante su intervención en la 5ª Conferencia Mundial.

Comentarios

David Zamora Rincón Avatar

David Zamora Rincón hace 3 meses

Urgente dimensionar la gravedad de este lamentable fenómeno social que impacta a la niñez, los cuales tomarán las decisiones en el futuro próximo, incluidos los adultos que hoy los utilizan como trabajadores.