Para lograr una igualdad que alcance a todas las mujeres, atender a las trabajadoras infantiles es clave

10 de março de 2022

Regional

trabalho infantil

Una gran magnitud del trabajo infantil ejercido por las niñas y adolescentes mujeres está oculta detrás de las cifras oficiales debido a la invisibilización del trabajo de las mujeres. Frente a ello, la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil viene diseñando una serie de herramientas para fortalecer la incorporación del enfoque de género en el abordaje de esta realidad.

Noemí Rosales, una joven activista de Tucumán (Argentina), fue trabajadora infantil desde los 10 años, al igual que las generaciones previas de su familia. Ella relata con honestidad cómo, en situaciones familiares similares a la suya, las personas no son movilizadas por sus sueños sino por sus necesidades. “A mi papá no le alcanzaba la plata para darnos de comer a todos; entonces, nos movilizó el hambre. Nosotros los pobres, a medida que vamos creciendo, vemos cómo nuestros sueños cambian. De soñar con ser enfermeros o tener una carrera universitaria, soñamos con tener una casa, un par de zapatillas, abrigo y comida en la mesa”, expresa Noemí. 

Como Noemí, actualmente existen 8,2 millones de niños, niñas y adolescentes que realizan trabajo infantil: 2,7 millones son mujeres y 5,5 millones son hombres (OIT-Unicef, 2021). Sin embargo, al examinar más a fondo las causas y las consecuencias de la notable disparidad de género en esta realidad, se encuentra que los datos disponibles sobre el trabajo infantil no recogen ni reflejan adecuadamente las tareas domésticas, el trabajo doméstico no remunerado ni los servicios de cuidado que niñas, niños y adolescentes prestan en sus unidades familiares o en los hogares de otras personas.

Este "trabajo invisible" es una parte importante en el abordaje del trabajo infantil, ya que a menudo supera el umbral de las 21 horas semanales, y lo realizan con mayor frecuencia las niñas y adolescentes mujeres: 67,1% de quienes realizan trabajo infantil doméstico son niñas (Iniciativa Regional/OIT, 2020). Esta situación dispar está determinada, en gran medida, por los roles de género y estereotipos aún vigentes que generan condiciones diferenciadas en el trabajo infantil de niñas y niños, y que también se observan en el trabajo de mujeres y hombres en la adultez. Por ello, considerar la variable de género en el abordaje del trabajo infantil es fundamental para promover los derechos de todas las infancias y adolescencias, sin dejar a las niñas atrás.

A su vez, el enfoque de género no puede aplicarse sin un análisis interseccional que considere la vulnerabilidad y las diferencias en los ingresos de las familias. Al respecto, Noemí comenta: “una mujer que fue trabajadora infantil tiene diferentes oportunidades, visiones y posiciones en la sociedad que una mujer que no lo fue; ya que se trata de una persona que no tuvo otra opción que trabajar. Nosotras no podemos planificar nuestra vida, sino que tenemos que vivir el día a día. En cambio, una mujer que no fue trabajadora infantil, tiene más posibilidades de aprender y mayores oportunidades en la adultez”.

América Latina y el Caribe promueve la igualdad de género como elemento necesario para el desarrollo de la región

Con miras a promover una igualdad de género que alcance a todas las mujeres –incluyendo, sobre todo, a aquellas con menos oportunidades– los países de la región, a través de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil (Iniciativa Regional) están desarrollando una serie de herramientas para fortalecer las acciones emprendidas por los diversos actores del mundo del trabajo y apostar por la sostenibilidad de políticas públicas que incluyan un enfoque de género en el abordaje del trabajo infantil.

Así, en consonancia con la Política y el Plan de Acción de la OIT sobre la temática, se desarrolló la “Estrategia de Género de la Iniciativa Regional” (EGIR), publicada en 2021. Esta herramienta plantea diversas medidas para fomentar que el diseño y la implementación de políticas, programas y acciones no contribuyan al refuerzo y la perpetuación de las desigualdades, sino que transformen las relaciones de género para promover y alcanzar la igualdad de oportunidades. Las medidas planteadas por esta herramienta están priorizadas para i) fortalecer desarrollo político institucional, ii) desarrollar las capacidades de los actores clave, iii) generar y gestionar conocimiento relativo a trabajo infantil y género, iv) realizar incidencia política para incorporar el enfóque de género y v) sensibilizar a los actores del mundo del trabajo y sociales sobre la importancia de considerar, de manera diferencial, a las niñas y adolescentes en la lucha frente al trabajo infantil. 

Para contribuir con la EGIR, también se ha desarrollado un “Análisis de género de los marcos normativos del trabajo infantil en América Latina y el Caribe” (2022), el cual aporta recomendaciones para la incorporación del enfoque de género en las políticas de prevención y erradicación de trabajo infantil de la región, a partir del análisis de género de las mismas. El estudio permite avanzar con los lineamientos estratégicos de la Iniciativa Regional en el proceso de incorporación de análisis y criterios de género sobre trabajo infantil.

Asimismo, atendiendo las recomendaciones del Eje estratégico N. 3 de la EGIR sobre generación y gestión del conocimiento, se ha desarrollado un “Mapeo de buenas prácticas sobre trabajo infantil y género en América Latina y el Caribe” (2022) que categoriza en buenas prácticas y lecciones aprendidas las acciones emprendidas por los países para incorporar el enfoque de género en el abordaje del trabajo infantil. Así, el documento arroja recomendaciones para la medición, el diseño y la aplicación de medidas y políticas públicas vinculadas al trabajo infantil.

Encuentre los recursos en los siguientes enlaces:

Estrategia de género de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe:

Análisis de género de los marcos normativos del trabajo infantil en América Latina y el Caribe:

Mapeo de buenas prácticas sobre trabajo infantil y género en América Latina y el Caribe:

Ainda não há comentários.

Comentários