Adolescentes y jóvenes de América Latina y el Caribe dicen No al trabajo infantil

Jueves, Junio 17, 2021

Adolescentes y jóvenes de la región se unieron para dar a conocer, mediante nuevas formas de comunicación como TikTok, los desafíos que enfrentan en el contexto de pandemia y su visión del futuro del trabajo.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, América Latina y el Caribe se sumó a la campaña global con un evento virtual titulado “#ChallengeAccepted: adolescentes y jóvenes frente al trabajo infantil”, organizado por la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil y la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para Brasil.

El encuentro convocó a representantes de organizaciones juveniles de la región, tanto del ámbito rural como urbano, y a otros actores involucrados en la lucha contra el trabajo infantil, con el objetivo de visibilizar y reflexionar sobre la importancia de tomar en cuenta sus experiencias, compromisos y propuestas para abordar  los retos presentes y futuros para la educación y el trabajo, y así avanzar hacia el logro de la meta 8.7 de la Agenda 2030 que compromete a poner fin al trabajo infantil en los próximos cuatro años.

Noemi Rosales, miembro de la Asociación Civil Crecer Juntos y ex trabajadora infantil de Tucumán, Argentina, afirmó que “cuando se es pobre, los sueños cambian durante la adolescencia y la juventud. Se pasa de soñar con una profesión a soñar con al menos tener la seguridad de un hogar y poder combatir el hambre”. En esta línea, señaló que “acompañar y escuchar” son dos herramientas que pueden cambiar la vida a niños y niñas que atraviesan una situación de vulnerabilidad que les empuja a trabajar desde muy corta edad.

Por su parte, Henry Pilco, promotor comunitario en el programa de trabajo infantil del Centro de Desarrollo y Autogestión-DYA, de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil, y ex trabajador infantil de Quito, Ecuador, insistió en que el trabajo infantil no es un juego, que pone en riesgo la educación y la seguridad misma de niños, niñas y adolescentes. Y recordó a adolescentes y jóvenes que pueden hacer la diferencia si se involucran en la causa.

El evento contó también con la participación de Vinicius Pinheiro, Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, quien destacó que la situación actual es compleja. Señaló que la pérdida de empleos, la caída en los ingresos, el aumento de la pobreza y la amplificación de las desigualdades por la crisis tienen impacto en la infancia, la adolescencia y la juventud en todos nuestros países que, según recientes estimaciones mundiales de trabajo infantil de OIT-UNICEF, lograron una disminución del número de niños, niñas y adolescentes trabajadores hasta antes de la pandemia, pasando de 10,5 millones en 2016 a 8,2 millones a inicios de 2020. Cifra que podría revertirse en una región duramente golpeada por la COVID-19 a distintos niveles.

Igualmente, se sumaron a este evento representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores de América Latina y el Caribe a través del video “Voces del mundo del trabajo”. Desde Brasil, Ana Maria Villa Real, Fiscal del Trabajo y Coordinadora Nacional de Coordinfancia del Ministerio Público de Trabajo; desde México, Luisa Alcalde, Secretaria del Trabajo y Previsión Social; desde Paraguay, Carla Bacigalupo, Ministra de Trabajo, Empleo y Seguridad Social; desde Surinam, Rishma Kuldipsingh, Ministra de Trabajo, Oportunidades de Empleo y Asuntos de la Juventud y; desde Uruguay, Pablo Mieres, Ministro de Trabajo y Seguridad Social. Las organizaciones de empleadores estuvieron representadas por Carla Caballeros, Directora Ejecutiva en Cámara del Agro de Guatemala; y las organizaciones de trabajadores fueron representadas por Jordania Ureña, Secretaria de Política Sindical y Educación de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas.

El encuentro estuvo dividido en tres bloques con tres representantes juveniles para cada uno de ellos; el primero -referido a los estudios durante la pandemia- contó con la participación de Andrey Nascimento da Silva, joven activista de la Red Nacional de Adolescentes y Jóvenes del Foro Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil de Brasil; Guadalupe Díaz Labra, miembro de la Campaña por el Derecho a la Educación de México; y Paulocesar Santos Moreno, miembro de la Campaña por el Derecho a la Educación de Perú; el segundo bloque -referido a las vivencias de las juventudes durante las medidas de confinamiento- contó con la participación de Vívian Silva Guedes Siqueira, representante de la Red Nacional de Adolescentes y Jóvenes del Foro Nacional de Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil de Brasil; Jazmín Elena Alfaro, miembro de la Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación; y Karen Mosqueira, representante de ex estudiantes de escuelas agrícolas de Paraguay; finalmente, el tercer bloque -referido a las perspectivas sobre la post pandemia y el futuro del trabajo- contó con la participación de Sergio Cabrera Calvache, miembro de la Fundación Mundo Mejor de Colombia, Ana Lícia Felipe Bezerra Luz, miembro del Comité Estatal de Adolescentes para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil de Brasil; y Henry González Guevara, miembro de la Organización Contra-Peso de Panamá.

“ChallengeAccepted: adolescentes y jóvenes frente al trabajo infantil” destacó por la creatividad con la que cada representante juvenil abordó dichos temas y su vínculo con el trabajo infantil si no se toman las medidas necesarias desde ahora.

Entre sus propuestas destacaron que las respuestas a la crisis tengan en cuenta la inversión en educación, inclusiva y de calidad, para estar calificados, aprovechar oportunidades y acceder a empleos decentes. Además, nos recordaron que todos y todas debemos asumir la responsabilidad de luchar por una región libre de trabajo infantil.

Ana López Castelló, coordinadora de la Secretaría Técnica de la Iniciativa Regional, destacó que adolescentes y jóvenes de la región tienen un fuerte liderazgo y compromiso como agentes de cambio social para la región.

8,2 millones de niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años trabajan en América Latina y el Caribe.  5,5 millones realizan trabajos peligrosos.

Fuente: Estimaciones mundiales de trabajo infantil, OIT – UNICEF 2021

En este sentido, para que no haya más historias como las de Noemi y Henry, debemos apostar por incluir a adolescentes y jóvenes en el diseño de propuestas, especialmente para la transición escuela-trabajo y en el ingreso al mundo del trabajo. 

Este 2021, Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil, incluir las voces y capacidades de este sector de población en la lucha contra el trabajo infantil tiene aún mayor relevancia para mantener el ritmo de reducción, especialmente en el contexto de crisis sanitaria y económica que enfrentan los países. Urge contar con el compromiso y acción de todos y todas para construir sociedades más inclusivas y prósperas.

 

Revive el evento aquí.

Conoce las nuevas estimaciones mundiales sobre trabajo infantil aquí.

Comentarios

dvdv Avatar

dvdv hace 2 meses

dvdv


Nairobys Bracho Avatar

Nairobys Bracho hace 2 semanas

Hola. Tengo un proyecto de sensibilización contra el trabajo infantil. Quisiera una oportunidad de trabajo.